Bodas de Plata en Chicolino.

 

arturo

Su trabajo consiste en organizar bodas, pero el boirense Arturo Fajardo, gerente del restaurante Chicolino, cambió de rol el domingo. Se convirtió, junto a su mujer, Mari Carmen Gómez, en protagonista de la ceremonia que se ofició en los jardines del establecimiento hostelero. La ocasión lo merecía, pues ambos conmemoraban así, arropados por una treintena de amigos y familiares, sus bodas de plata. Actuaron, como testigos de excepción, las hijas de la pareja, Rebeca y Carlota. Como no podía ser de otra forma, la cita festiva culminó con un animado banquete.

 

Noticia registrada de La Voz de Galicia

 

Empresa beneficiaria dunha axuda cofinanciada por: